noviembre 11, 2023

Monopolio de China en la construcción de buques multipropósito representa un riesgo para el mercado

El libro de órdenes de buques multipropósito (MPV) hasta la fecha está dominada por China, tanto en número de buques como en los dwt totales. Además, China se ha dedicado exclusivamente a construir todos los buques de alta capacidad del sector. Si bien esto no es un acontecimiento nuevo, las crecientes tensiones geopolíticas entre EE.UU. y China podrían situar la expansión de la flota MPV y el mercado chárter en una posición precaria, según el informe MultiPurpose Shipping Forecaster de Drewry

De acuerdo con el análisis los pedidos de MPVs son reducidos, poco menos de 2,4 mdwt. Con la reciente caída de las tarifas de fletamento, la no ocurrencia del esperado un exceso de oferta ha sido positivo para los armadores, a diferencia de otros sectores como el de los portacontenedores. La alta ocupación de las naves ha mantenido las tarifas de fletamento MPV por encima de los niveles anteriores a la crisis, lo que ha alentado a algunos armadores a volver al mercado astillero por nuevos buques. 

Aunque las tarifas más altas pueden no ser las más atractivas para los fletadores, un mercado chárter saludable fomentará la actividad en los astilleros y, a largo plazo, estabilizará las tarifas a medida que aumente la demanda de carga, lo que Drewry espera que se acelere significativamente a partir de 2025. Por lo tanto, ahora se requiere una mayor lista de órdenes de construcción para mantener el ritmo de la expansión comercial prevista.

El factor geopolítico

Una característica bastante única del segmento MPV de gran capacidad es que estos buques se han construido exclusivamente en China durante los últimos 10 años, y lo mismo se aplica a la lista de órdenes actual. Si bien esto no fue un problema durante varios años, las recientes tensiones entre China y EE.UU. en  torno  a Taiwán, la actividad militar china en el Mar de China Meridional y la postura de Beijing sobre la guerra entre Rusia y Ucrania aumentan el riesgo de sanciones o restricciones comerciales entre China y Occidente. Si esta situación empeora, podrían retrasarse las entregas de los buques o incluso el abandono total de ciertos contratos, dependiendo de la gravedad de la situación.

Si bien la construcción de buques MPV de gran tamaño podría transferirse a otros países, traería consigo un retraso significativo en la ampliación de la flota desde los niveles actuales. Sólo unos pocos astilleros fuera de China tienen experiencia en la construcción de este tipo de embarcaciones, y ordenarlas en astilleros ubicados en Japón, Corea del Sur y varios países europeos no sólo provocaría ciertos retrasos en las entregas, sino también precios sustancialmente más altos.

Si bien es posible que las crecientes tensiones geopolíticas tengan el efecto de reducir la demanda internacional de carga de MPV a medida que las exportaciones se trasladan a otros países, Drewry espera que la demanda de monovolúmenes grandes sea sólida en la segunda mitad de la década, impulsada principalmente por proyectos energéticos.

Drewry concluye que la combinación de un libro de órdenes pequeño, un mercado de fletamento robusto y la nula actividad de construcción fuera de China podría conducir al mercado MPV a condiciones particularmente estrictas si aumentan las tensiones entre China y Occidente.

0 Comments