enero 18, 2024

DP World: Tensiones geopolíticas y tecnología para la resiliencia de las cadenas de suministro, los ejes de 2024

A pesar de los desafíos de 2023 y de la escalada de las tensiones geopolíticas, los líderes empresariales se mantienen sorprendentemente optimistas para 2024, según un el cuarto estudio anual “Trade in Transition” de Economist Impact y DP World, presentado en el marco del Foro Económico Mundial, que recogió las perspectivas de expertos en comercio y altos ejecutivos de diversas regiones y sectores.

El principal motor es la creciente convicción de que la tecnología transformará la eficiencia y la resiliencia de las cadenas de suministro. En medio de la creciente preocupación por el proteccionismo, la fragmentación global y la inestabilidad política, las empresas están reevaluando los riesgos de sus cadenas de suministro y estableciendo estrategias de friendshoring y de respaldo. 

En su intervención en la presentación del informe en el Foro Económico Mundial de Davos, el presidente y CEO de DP World Group, Sultan Ahmed bin Sulayem, declaró que «las conclusiones de este informe revelan un notable optimismo a pesar de que las empresas tienen que operar en un entorno cada vez más incierto. Los gobiernos pueden maximizar los importantes beneficios económicos del comercio proporcionando la previsibilidad que necesitan las empresas, al tiempo que reducen las fricciones comerciales. Esto implica no solo la reducción de aranceles, sino también la colaboración con el sector privado para desplegar avances tecnológicos -sobre todo en digitalización, automatización e IA- que permitan una mayor eficiencia, visibilidad y adaptabilidad». 

Tecnología impulsa el optimismo en el 2024

La encuesta mundial realizada a 3.500 ejecutivos de empresas reveló que las tecnologías que mejoran la eficacia y la resiliencia de la cadena de suministro son la principal fuente de optimismo para los líderes empresariales cuando se les pide que evalúen el futuro del comercio mundial. En el centro de este sentimiento se encuentra la adopción generalizada de la IA, con un 98% de ejecutivos que ya la utilizan para revolucionar al menos un aspecto de las operaciones de su cadena de suministro. 

Un tercio de las empresas utiliza la inteligencia artificial (IA) para reducir los costos generales de las operaciones comerciales y la misma cantidad para mejorar la planificación de los recursos y la cadena de suministro. Más de un tercio de las empresas considera que potenciar el uso de herramientas digitales para mejorar la gestión de inventarios es la estrategia más eficaz para reducir los costos generales del comercio y la cadena de suministro. 

Las empresas esperan aumentar aún más su adopción tecnológica este año, un enfoque proactivo que subraya el compromiso de desplegar la innovación para navegar por el cambiante panorama empresarial con mayor eficiencia y resiliencia. De los encuestados, un tercio se centrará en la automatización avanzada y la robótica para la eficiencia logística; el 28% recurrirá al blockchain para mejorar la trazabilidad y la seguridad de los datos; y el 21% adoptará la IA, el análisis de grandes volúmenes de datos y el análisis predictivo para obtener información en tiempo real y prever perturbaciones. 

Tensiones geopolíticas

En la nueva era de la globalización, un panorama de mayor riesgo geopolítico está configurando los contornos del comercio mundial a medida que las empresas intentan reducir los riesgos en sus cadenas de suministro. Más de un tercio de las empresas recurre al friendshoring para dar forma a las operaciones comerciales y de la cadena de suministro, mientras que el 32% está creando cadenas de suministro paralelas o doble abastecimiento. 

Además, más de una cuarta parte está optando por menos proveedores -un aumento de 16 puntos porcentuales con respecto al año anterior-, ya que las empresas sopesan las ventajas de la consolidación frente a la diversificación y el control frente a la resiliencia. 

Aumenta la preocupación por que la inestabilidad política, las crecientes fricciones comerciales y la fragmentación mundial puedan obstaculizar el crecimiento. A una quinta parte de las empresas le preocupa el aumento de los aranceles, o la incertidumbre en torno a ellos, en mercados clave a los que exportan o de los que importan. De hecho, el 22% de los ejecutivos destacó el desafío de la inestabilidad política en sus mercados de abastecimiento, mientras que casi una cuarta parte (23%) está preocupada por el aumento de la incertidumbre geopolítica. 

0 Comments