enero 29, 2024

Canal de Panamá: portacontenedores pasan a ocupar del 19,8% al 30,6% del total de los tránsitos

Si bien la mayoría de los ojos están puestos en la situación en el Mar Rojo y los desvíos del Canal de Suez, “vale la pena estar atentos a lo que sucede en el otro punto conflictivo del mundo, el Canal de Panamá”, señala Simon Heaney, Senior Manager, Container Research, de Drewry.

Según observa, los datos mensuales de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) muestran que si bien el número total de tránsitos en todos los sectores del transporte marítimo comercial está disminuyendo, los portacontenedores están aumentando su participación a medida que otros sectores del transporte marítimo evitan cada vez más la vía interoceánica. Esto ha permitido a los portacontenedores mantener en términos generales su promedio diario de los últimos años.

En un intento por preservar los niveles en la cuenca del canal, que suministra agua a la mitad de la población de Panamá, desde marzo de 2023, la ACP redujo progresivamente la capacidad en forma de restricciones de calado y tránsito diario. Temperaturas más altas de lo habitual en el Océano Atlántico, junto con el fenómeno de El Niño y un retraso en la temporada de lluvias son las razones por las que hay menos buques que utilizan el canal y por qué algunos se ven obligados a reducir el peso de la carga en tránsito.

Impacto de las medidas de la ACP 

De acuerdo con Heaney los datos de la ACP para diciembre de 2023 muestran que los tránsitos mensuales (ambas esclusas) disminuyeron aproximadamente un 25% en comparación con octubre de 2023, o en cifras, solo 746 tránsitos frente a 1.002. En diciembre de 2022 se produjeron 1.281 tránsitos, por lo que las últimas cifras representan una caída interanual del 42%.

Actualmente, a los buques que transitan por las esclusas Neopanamax de Panamá se les permite calados máximos de hasta 13,4 m (15, 24 m como máximo en condiciones normales), mientras que los buques que transitan por las esclusas Panamax no tienen limitaciones de calado a partir del límite de 12 m.

Según Heaney, se estima que los portacontenedores pierden aproximadamente 350 TEUs de capacidad por cada pie (0,3 m) de calado perdido. Para los portacontenedores más grandes capaces de navegar a través de las esclusas Neopanamax, esto podría reducir la carga útil en alrededor de 2.000 TEU.

El 15 de diciembre de 2023, la ACP revocó una decisión anterior de reducir nuevamente el número de tránsitos diarios. En lugar de reducir a 20 cupos de tránsito en enero y 18 en febrero, la ACP aumentó el número de tránsitos a 24/día el 1 de enero de 2024, desde 22. Esto todavía está muy por debajo de los 35-40+ tránsitos diarios observados antes de que se impusieran restricciones el año pasado.

Impacto en portacontenedores 

Los portacontenedores han evitado en su mayoría las largas filas de espera a las puertas del Canal de Panamá y las costosísimas subastas de tránsito gracias al sistema de reserva previa, pero hubo suficientes retrasos operativos como para que THE Alliance anunciara un cambio a Suez en tres servicios Asia-USEC (esto fue antes de los desvíos de Suez).

Aunque la ACP ha aumentado el número de tránsitos diarios a 24, eso seguirá siendo un desafío para los portacontenedores, que vieron cómo los tránsitos por día cayeron a un promedio de 7,4 tanto en noviembre como en diciembre, frente a 8,4 en octubre.

Esto no está muy lejos del promedio de tránsitos diarios de portacontenedores de 7,7 (año fiscal 2022) y 7,6 (año fiscal 2023); “tenga en cuenta que los años fiscales de la ACP van de octubre a septiembre”, advierte Heaney.

La participación de los portacontenedores en el total de tránsitos mensuales aumentó al 30,6% en diciembre, casi 5 puntos porcentuales más que en octubre. En los dos ejercicios fiscales anteriores de la ACP, la participación de este sector fue exactamente del 19,8%.

“Efectivamente, a los portacontenedores les está resultando más fácil reservar espacios, ya que algunos otros sectores (obviamente los graneleros) continúan abandonando la ruta, por si las líneas navieras quisieran más cupos”, concluye Heaney.

Para Drewry, obviamente, la situación es muy fluida y podrían anunciarse nuevas restricciones de calado en cualquier momento, pero parece que, al menos para los portacontenedores, el cuello de botella del Canal de Panamá está resultando mucho menos restrictivo de lo que podría haber sido de otro modo.

0 Comments